FORO DE LAS ASIGNATURAS DE FILOSOFÍA Y ESTÉTICA. CEDART IGNACIO MARIANO DE LAS CASAS. QUERÉTARO, QRO. MÉXICO
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 PENSAMIENTO MÍTICO: MITOS SOBRE EL ORIGEN DEL UNIVERSO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
José María Cabrera
Admin


Mensajes: 93
Fecha de inscripción: 16/08/2011
Edad: 41
Localización: Querétaro, Qro. México

MensajeTema: PENSAMIENTO MÍTICO: MITOS SOBRE EL ORIGEN DEL UNIVERSO   Miér Ago 21, 2013 12:26 am

En este hilo la tarea consiste en investigar sobre un mito cosmogónico que les guste, postearlo brevemente y explicar por qué les gustó. No se preocupen, en casi todas las culturas podemos encontrar mitología y relatos sobre el origen del universo, de los dioses y del hombre.

¡A trabajar entonces...!


_________________
"Donde quiera que la razón como el viento nos arrastre, ahí mismo iremos..."
(Platón. República, 394d)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://filosofiacedartiana.foroactivo.mx
Diana Gómez



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 20/08/2013
Edad: 17

MensajeTema: Origen.   Miér Ago 21, 2013 11:07 pm

El origen del universo según los Aztecas.

Según los Aztecas el creador de todo fue el dios Ometecuhlti que, junto a su esposa Omecihuatl, creó toda la vida sobre la Tierra. Esa pareja cósmica, dio a luz a los cuatro dioses que más tarde crearían cada uno de los soles y estos a su vez a más de 1600 divinidades. Según la mitología azteca antes de nuestro sol, que es el quinto, existieron otros cuatro. Para los Aztecas vivimos, por tanto, en la quinta creación, o en la quinta era. La leyenda mexica señalaba que cada uno de esos dioses luchaba por la supremacía en el mundo, empleando cada uno su propia fuerza: tierra, fuego, viento o agua.
Mientras esas fuerzas se mantuvieran en equilibrio, el mundo estaba en orden y podía existir la era de un sol; sin embargo, si se producía un desequilibrio cósmico, ese sol,con los humanos desaparecería.

El primero de esos cinco soles fue el creado por el dios Tezcatlipoca, que era el dios de la Tierra. Pero, su creación fue algo imperfecta, ya que los seres humanos aparecieron con forma de gigantes y en vez de un sol completo, se formó medio sol. Aquellos gigantes, se vieron obligados a sobrevivir solamente con bellotas y piñones. A consecuencia de esta alimentación, los humanos crecieron poco y débiles. En un momento determinado de esa era, los jaguares devoraron al medio sol existente y, ayudados por la oscuridad, fueron destruyendo y asesinando a los seres humanos gigantes.

El segundo de esos soles fue creado por el dios Quetzalcoatl, dios del Viento. Bajo este sol, los humanos se alimentaron con semillas de árboles, que todavía eran insuficientes para fortalecer a los hombres, que debían sobrevivir a los fuertes vientos. Los tremendos huracanes en ocasiones arrojaban a los seres humanos lejos. A pesar de ello, algunos humanos lograron sobrevivir al ser capaces de transformarse en monos.

Tlaloc, que era el dios de la Lluvia en la mitología azteca, creó el tercer sol. Durante la era del tercer sol, los seres humanos hambrientos vivían de cereales. En este mundo, fueron los tremendos volcanes los que provocaron las desgracias. Sin embargo algunos hombres sobre vivieron al convertirse en pájaros.
Chalchiuhtlique, la diosa del Agua azteca, fue la encargada de la creación del cuarto sol. Los seres humanos de esta creación también intento sobrevivir de semillas, pero éstas no eran comida suficiente para ellos, que tenían que enfrentarse a enormes inundaciones. Algunos seres humanos lograron sobrevivir a esta catástrofe convirtiéndose en peces.

Todas las creaciones anteriores habían sido destruidas por una catástrofe, y con ella habían desaparecido los soles, las tierras y los seres humanos de cada una de esas eras. Entonces los dioses se dieron cuenta de que la existencia del quinto sol solamente sería posible con el sacrificio de otro dios. Finalmente fueron sacrificados los dioses Nanahuatl y Teucciztecatl. Nanahuatl se transformó en un sol resplandeciente, que ninguno de los dioses podía mirar directamente, mientras que su compañero se convirtió en la luna. El resto de los dioses se percató de que Nanahuatl no se iluminaria hasta que no recibiese alimento necesario, es decir: los corazones para comer y la sangre para beber, de otros dioses sacrificados. Todas esas divinidades, las 1.600, decidieron sacrificarse para dar alimento a este quinto sol, tras lo cual Nanahuatl, se alzó desde el este.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Michelle López



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 20/08/2013

MensajeTema: La Formación de la Vía Láctea   Vie Ago 23, 2013 7:17 pm

Se cree que fue Hera, la esposa de Zeus el dios de dioses, la que dio origen a la Vía Láctea, nuestra galaxia.

Zeus era muy aventurero y le gustaba mucho tener diferentes mujeres, por lo que nunca le guardó fidelidad a su mujer. En una de estas aventuras, Zeus se unió con Alcmena en ausencia de su marido. El dios se hizo pasar por el ausente, y como la mujer le gustaba mucho decidió estar con ella en una noche que durara mucho, por lo que por orden de él, el sol no salió cuando tenía que haberlo hecho.

Después el esposo de Alcmena, Anfitrión, regresó y se unió a ella. De ambas uniones Alcmena quedó embarazada. El hijo de Zeus fue Heracles (Hercules en la tradición latina) y el hijo de Anfitrión fue Ificles.

Heracles fue desde su concepción, el favorito de Zeus a lo cual Hera respondió con ira y celos, pues no soportaba la idea de que el hijo de otra mujer fuera tan querido para su divino esposo.

Así, la diosa decidió complicar el nacimineto de Heracles quien se quedó 10 meses dentro del vientre de su madre. Y además ella es la responsable de que el héroe tuviera que sufrir los Doce Trabajos y cuando era un bebé de ocho meses, Hera le envió dos terribles serpientes para asesinarlo, sin embrago el niño supo defenderse sin problemas.

Ahora bien, existía la condición de que Heracles sólo sería inmortal si mamaba de Hera y esto no iba a ocurrir con el consentimineto de la diosa.

Sobre esta historia existen dos versiones. Primero, se cree que Hermes, el mensajero de los dioses, llevó al niño a donde Hera mientras ella dormía y lo puso en su seno para que mamara la leche divina. Cuando Hera se despertó y descubrió a Heracles en su pecho lo retiró brucamente y la leche siguió manando, se esparció por el universo y formó la Vía Láctea.

La otra versión indica que Hera iba con Atenea paseando por el campo cuando vieron al niño descansando en la hierba. Atenea convenció a la diosa de que lo amamantara, pues era muy hermoso. Hera accedió, pero pronto Heracles chupó la leche con tal violencia que hirió a la diosa. Hera lo apartó de su seno vigorosamente y la leche siguió fluyendo hasta que formó la Vía Láctea.

Son formas muy interesantes y diferentes de explicar la creación de muchas cosas que hoy conocemos, hay que tener una mentalidad abierta para poder disfrutar estos relatos.
Cuando somos pequeños vemos todo de una forma muy sincera, todo lo creemos y nos sorprendemos, yo creo que la mitología es volver a ser un niño, todo lo ves con fantasía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carmen Zaragoza



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 21/08/2013

MensajeTema: MITO COSMOGÓNICO.   Vie Ago 23, 2013 8:17 pm

Los Chinos

Según la mitología acerca de la creación del universo, Los chinos creen que en el principio el cielo y la Tierra eran uno solo. el universo era un gran huevo negro que cargaba a un dios, Pan-Gu, dentro de sí mismo. Pan Gu despertó después de una siesta de 18 mil años y quería salirse del huevo. Tomó su hacha y lo rompió. La luz que entró se convirtió en los cielos y las partes más pesadas se convirtieron en la Tierra. Pan Gu se paró entre ambos, su cabeza tocando el cielo y sus pies plantados en la Tierra. Los 3 juntos (cielo, Tierra, Pan Gu) crecieron 3 metros diarios. Después de 18 mil años más, dejaron de crecer. Después de que murió Pan Gu, su aliento se convirtió en el viento y las nubes. Su voz son los truenos y sus ojos son el sol y la luna. Las montañas de formaron de su cuerpo y sus extremidades y los ríos y océanos están hechos de sus sangre. La tierra fértil es de sus músculos y los caminos son sus venas. Las flores y los árboles son su piel y su vello corporal, mientras que las estrellas son de su cabello y su barba. Las perlas y el jade vienen de su médula ósea y su sudor es la lluvia y el rocío.

Según las distintas mitologías que leí, la china fue la que mas llamo mi atención. Por lo general, en la mayoría de las culturas, su mitología acerca de la creación del universo consta de más de un dios, lo cual, distingue a la cultura china de la mayoría de las demás.
El nacimiento del dios Pan-Gu, es de una forma poco común para un dios, (pensando en las demás culturas).
Lo mas destacable para mi, fue la forma en la cual el planeta tierra fue creado, de él. Su cuerpo se convirtió en todo lo que conocemos ahora, cada parte de él. Me doy cuenta de la similitud que tenemos los seres humanos con nuestro entorno natural.
“Los ríos se formaron con su sangre, los caminos con sus venas. Las flores y árboles son su piel, mientras que las estrellas son de su cabello y barba”… todo esto con una completa armonía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Karla Guillén



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 23/08/2013

MensajeTema: Re: PENSAMIENTO MÍTICO: MITOS SOBRE EL ORIGEN DEL UNIVERSO   Vie Ago 23, 2013 10:19 pm


Según los mitos mayas, la creación del cosmos no fue un sólo acto que ocurrió en un tiempo remoto, sino un proceso continuo como los ciclos de la naturaleza. Siempre creyeron que el universo se estaba construyendo y destruyendo constantemente por la acción de energías sagradas o deidades, por lo que se creo una cadena de ciclos o eras cósmicas, en las cuales han existido distintos tipos de hombres.

El mito de origen más destacado es el del grupo quiché, contenido en el Popol Vuh. Este mito fue compartido por otros grupos mayances de Guatemala y Chiapas, quienes lo han conservado hasta hoy, con algunas variantes.
En el tiempo primordial, cuando sólo existían el cielo y el mar, los dioses creadores, Padre y Madre, decidieron la aparición del hombre y el mundo. Dioses con diferentes nombres, y con distintos atributos, que se identifican con algunos animales, principalmente con una serpiente emplumada, símbolo del dios supremo celeste y creador, llamada Gucumatz, "Serpiente Quetzal".

Los dioses creadores, por medio de la palabra, hicieron emerger la tierra y los seres que la habitaban: árboles, plantas y animales. Los animales fueron interrogados por los dioses para saber si podían reconocerlos y venerarlos, pero no fueron conscientes ni supieron hablar. Entonces los dioses formaron, en sucesivas etapas o edades cósmicas, hombres de barro y de madera, que no respondieron a sus deseos. Los de barro fueron destruidos por un diluvio de agua y los de madera se transformaron en monos, que vivieron en su mundo hasta la llegada de un diluvio de resina ardiente que los desapareció.

Finalmente, los creadores encontraron la materia sagrada: el maíz, que mezclado con sangre de serpiente y de tapir, - animales sagrados que simbolizan principios vitales del cosmos -, dieron como resultado al hombre requerido.

Un hombre consciente de los dioses y de sí mismo, como sustentador de ellos. Cualitativamente distinto de los anteriores y mantenedor de los dioses por llevar en su propia constitución física los elementos sagrados: maíz y sangre de los dioses, que le dieron la conciencia. En este extraordinario mito cosmogónico, estructurado y completo del mundo mesoamericano, se expresó claramente la idea del hombre que mantuvieron los pueblos, en el cual se basa toda su cultura.

El hombre es el ser creado con la misión de sustentar y venerar a los dioses, y el mundo es su habitación. Sin el hombre los dioses perecen y sin los dioses, el universo entero muere.

Entonces el hombre deberá alimentar a los dioses con diversas sustancias sutiles: humo de copal, aroma de flores, olores de frutos y alimentos cocinados, pero principalmente, con la energía sagrada que los dioses emplearon para crearlo, su propia sangre, donde reside el espíritu o energía vital. Así, en los mitos cosmogónicos se explica también el sacrificio humano y se da su justificación.

Según el mito del Popol Vuh, en épocas cósmicas anteriores aparecieron soles que, como los hombres, eran falsos; el de la segunda edad fue destruido por dos héroes que se transformaron en el Sol y la Luna de la última edad: Hunahpú (Sol diurno) e Ixbalanqué (Sol nocturno o Luna).
Con la aparición del Sol y la Luna verdaderos culminó la creación del mundo. El movimiento del Sol, dió lugar al tiempo "histórico", se inició cuando los hombres ofrecieron a los dioses sacrificios humanos para alimentarlos.
En ellos se asentó que el mundo fue creado por el Primer Padre y la Primera Madre en el día 4 Ahau 8 Cumkú, fecha que en el calendario gregoriano corresponde al 13 de agosto de 3114 a.C., y que funcionó como "fecha era", o punto de partida, en los cómputos calendáricos.

Elegí este mito porque se me hace interesante tanto el contexto como la manera en que pensaban los mayas, es realmente sugestivo.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nicole Batiza



Mensajes: 2
Fecha de inscripción: 23/08/2013

MensajeTema: Mito de la creación del universo según los escandinavos   Vie Ago 23, 2013 11:56 pm

Según los Escandinavos, había un vacío que necesitaba ser llenado.
Había dos dioses, Muspell y Niflhiem. Muspell era el lider de un mundo de fuego y Niflhiem era el líder de un mundo de hielo. Ellos jugaban en este espacio vacío pero dentro de este el aire se comenzó a calentar y cuando el hielo se empezó a derretir, Ymir fue creado, que era un dios malévolo.Mientras Ymir dormía, sudó y dio vida a dos gigantes de hielo machos y a una hembra igual. Se derritió más hielo con el tiempo y se creó una vaca cuya leche era suficiente para alimentar a Ymir, dicha vaca se alimentaba a sí misma lamiendo los bloques de hielo.Después de varios días de lamer el hielo, descubrió en el a un hombre que tenía un hijo. El hijo se casó con una de las hijas del gigante de hielo y tuvieron tres hijos que mataron a Ymir. La sangre que fluyó de Ymir ahogó a todos los gigantes de hielo excepto a Berglimir y a su esposa. Tomaron la carne y huesos de Ymir y crearon con ello la Tierra. Mientras caminaba por la faz de la Tierra, Odin, uno de los hijos del gigante de hielo, vio dos troncos y les dio vida, mientras que otro de los hermanos les dio cerebros y sentimientos y el otro les dio la vista y el oído. De este hombre y esta mujer se creó toda la vida que hoy existe.

Este mito me gusta porque en lo personal la mitología nórdica llama mi atención, además de que el mismo maneja elementos como son el fuego y el hielo y los relaciona con algo sobrenatural así como dioses y gigantes. A mi parecer es una manera muy interesante de percibir la creación del planeta y la vida como la conocemos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zabdi Martín



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 20/08/2013

MensajeTema: EL MITO CHINO DE LA CREACIÓN   Sáb Ago 24, 2013 8:20 pm

Los cielos y la tierra eran solamente uno y todo era caos. El Universo era como un enorme huevo negro, que llevaba en su interior a P'an-Ku. Tras 18.000 años P’an-Ku se despertó de un largo sueño. Se sintió sofocado, por lo cual empuñó un hacha enorme y la empleó para abrir el huevo. La luz, la parte clara, ascendió y formó los cielos, la materia fría y turbia permaneció debajo para formar la tierra. P’an-Ku se quedó en el medio, con su cabeza tocando el cielo y sus pies sobre la tierra. La tierra y el cielo empezaron a crecer a razón de diez pies al día, y P’an-Ku creció con ellos. Después de otros 18.000 años el cielo era más grande y la tierra más gruesa; P’an-Ku permaneció entre ellos como un pilar gigantesco, impidiendo que volviesen a estar unidos.
P’an-Ku falleció y distintas partes de su organismo, se transformaron en elementos de nuestro mundo. Su aliento se transformó en el viento y las nubes, su voz se convirtió en el trueno. De su cuerpo, un ojo se transformó en el sol y el otro en la luna. Su cuerpo y sus miembros, se convirtieron en cinco grandes montañas y de su sangre se formó el agua. Sus venas se convirtieron en caminos de larga extensión y sus músculos en fértiles campos. Las interminables estrellas del cielo aparecieron de su pelo y su barba, y las flores y árboles se formaron a partir de su piel y del fino vello de su cuerpo. Su médula se transformó en jade y en perlas. Su sudor fluyó como la generosa lluvia y el dulce rocío que alimenta a todas las cosas vivas de la tierra.
¿Por qué me gusto este mito?
La parte en que narra que de un huevo surgió el mundo, me parece interesante, porque expresa que el mundo fue creado con fuerza, quizá rudamente, me agrada como es que del huevo solo surgió el cielo y la tierra, el hecho de que a partir de la muerte de P’an-ku se constituyo todo lo demás que pertenece al planeta, tiene gran relación entre el miembro del cuerpo y lo que corresponde a la tierra.
El aire es como nuestro aliento, cuando soplamos, de acuerdo a la fuerza que apliquemos movemos las cosas, lo cual también hace el aire. Me es muy agradable la parte en que dice que uno de sus ojos fue el sol y el otro la luna, los ojos son considerados como luceros, como estos astros brillan logran iluminar la tierra. El hecho de crear una relación entre el sudor y la lluvia me atrae, ya que nuestro sudor cae en gotas al igual que la lluvia cae en gotas y no como el agua que va en el rio que es la unión de muchas gotas.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sandra Yáñez



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 21/08/2013

MensajeTema: Mito cosmogónico   Sáb Ago 24, 2013 10:12 pm

La creación del mundo según la mitología Japonesa.

La civilización japonesa posee su propio mito acerca de su origen, en el cual los dioses(Kamis) crearon una pareja divina: Izanagi (hombre) e Izanami (mujer). Fueron ellos quienes crearon la tierra y la isla central de Japón. Como pareja tuvieron varios hijos. Según la tradición mitológica la diosa murió en su último parto, del cual nació el dios del fuego y su marido fue a buscarla al Yomi, el mundo de los muertos. Por desgracia Izanagi no podía ya recuperarla puesto que ya era una criatura de la muerte. Luego de esto, se bañó en las aguas para purificar su cuerpo y a medida que se desnudaba y sumergía, cada prenda que caía se convertía en una nueva deidad. Entre estos nuevos dioses encontramos a Amaterasu, diosa del sol; Tsukuyomi, de la luna; Susanowo, de los vientos y las tormentas. A la primera se le concedió el reino de los cielos; al segundo los de la Luna y la noche; y al tercero, el de los mares. De entre estas deidades, Amaterasu es la más importante y son legendarias las peleas con su hermano Susanowo, quien le disputaba la primacía.

Yo escogí esta mitología ya que a mí en lo personal me encanta la cultura japonesa, es de las más hermosas ya que contemplan muchas cosas de la vida de un modo muy distinto a otras, y al encontrarme con esta historia me dio curiosidad como ellos al igual que muchas otras culturas pensaron en los dioses con características humanas (como tener una pareja e hijos). Pero básicamente lo escogí por el hecho de que me gusta mucho su cultura y al tener esta tarea decidí investigar su mitología y así conocer un poco más de ellos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ivette Barcenas Vazquez



Mensajes: 2
Fecha de inscripción: 25/08/2013

MensajeTema: Mito Cosmogonico   Sáb Ago 24, 2013 10:35 pm

En el principio, todo nuestro mundo era un vasto erial perdido en medio de la nada. En ese lugar, la tierra no era tierra, el aire no era aire y la existencia ni siquiera podía ser imaginada. Nada iluminaba ese lugar excepto una piedra: pequeña como y más brillante que el sol del mediodía. Esa piedra se encontraba en el centro del erial y éste giraba alrededor de ella. Largos años se sucedieron sin que nada ocurriera, sin que nada pudiera aportar vida a ese lugar.

Entonces apareció

Su origen y su sustancia son inciertos; su forma y tamaño no pueden ser descritos. Pero tenía una conciencia. Fue la única alma que existió en el erial.

Aquél que luego fue llamado "el Ser" contempló el vacío que conformaba ese lugar y se sintió triste, hasta que vio un resplandor en el horizonte. Se acercó, atraído con la misma fuerza que mueve a los amantes, a la gema y, cuando la tocó, sintió los latidos de su propia existencia. Y fue en ese glorioso momento que comprendió cuál era su labor.

En el momento que partió en dos la piedra, tras haber hecho un esfuerzo titánico, una explosión de luz y energía inundó el erial. El "Ser" se fundió con toda esa energía y, aprovechando el poco tiempo que tenía, inició su obra. Primero, cogió todo el erial en sus manos y lo modeló hasta que tuvo la forma de una esfera. Después la impregnó con su aliento. Así creó el cielo. Luego cogió los dos fragmentos de la gema y los suspendió alrededor de la esfera. Uno lo calentó; el otro lo enfrió. Así se crearon el sol y la luna. Durante esta parte el "Ser" se emocionó por el gran esfuerzo que estaba haciendo y lloró espesas lágrimas que cayeron en la esfera. Cuando las gotas se mezclaron con la esfera, la tierra finalmente fue tierra y el agua pudo fluir libremente.
Entonces el "Ser" quiso embellecer su obra y distribuyó el agua y la tierra en cinco secciones, creando así los paisajes que conocemos hoy en día: a la fracción más montañosa y afilada, que tenía bellas cordilleras y acantilados, la bendijo con el nombre de "Kelgor". A la parte más llana y seca la llamó "Hinos". A la sección donde cayó la primera gota, donde la tierra se volvió húmeda y tierna, la nombró "Saurys". En otra sección dio rienda suelta a su imaginación y creó formas extrañas y complejas. A esa la llamó "Feth". Finalmente, reservó una parcela que dotó con formas sagradas y divinas, pues quería que ésa fuera su descanso. Y ésa surgió con el nombre de "Modan".
Así se formaron los 5 continentes donde vivimos y morimos.

Después de moldear cada una de las secciones, el “Ser” bajó a la superficie de la esfera y paseó por los parajes que había creado. Largos años estuvo disfrutando de la belleza de las regiones, de cada milímetro y cada diminuto rincón. Se sentía maravillado, pero luego empezó a sentirse frustrado. ¿Cómo iba a ser ésa una gran obra, la mejor de todas, si no había nadie más para contemplarla? Entonces creyó que necesitaba crear seres inferiores que compartieran con él su gozo. Cogió polvo y agua y moldeó unos seres que pudieran pasear por toda la esfera: a unos los diseñó para que pudieran bucear por todos los grandes lagos y lagunas, a otros les dio alas para que vislumbraran desde el aire los contornos y los paisajes de la esfera y a los últimos les dio patas para que pudieran correr por todas sus extensiones. A todos y cada uno de ellos les brindó de un poco de su energía. De esta manera se crearon los animales.

El “Ser” se sintió satisfecho de ver y oír el movimiento y el ruido de estos animales. Pero vio que estos seres eran muy simples y que, aunque ya no se sentía solo, había algo que seguía carcomiendo su corazón. Si estos animales también disfrutaban de la creación como el “Ser”, ¿por qué no lo expresaban? ¿Por qué se limitaban a rebuznar, a graznar o incluso a callarse ante tal majestuosidad? Los animales no eran los discípulos que buscaba. Entonces decidió crear otros seres inferiores a los que otorgaría el poder de la imaginación y la capacidad de crear e inventar nuevas obras, de manera parecida a lo que había hecho. Pero en ese momento ocurrió algo terrible.

Mientras el “Ser” preparaba los elementos y la fuerza con la que darían vida a sus nuevas figuras, un rayo de maldad pura surgió de la nada, atraído por la fuerza del “Ser”. Esta ola de oscuridad fue a impactarse, con toda la perversidad que podía existir, contra el gran artífice. El “Ser”, conmocionado por el golpe, salió despedido y cayó en la región de “Modan”, abriendo un agujero que se extiende hasta lo más profundo de su obra. La explosión que causó el rayo al chocarse fue tal que toda la energía que se hallaba en el interior de su espíritu se desperdigó por toda la esfera, junto con el polvo y el agua que se habían reunido para llevar a cabo el último proyecto.

Y así surgió el hombre.

Bueno este mito me gusto porque data la creación desde el inicio como algo realmente jactancioso, el ser queriendo ser admirado, cosa que no siempre escriben. Aunque si se parece un poco al mito de Génesis, y realmente su origen es mas reciente (si esta basado mas o menos en el mito anteriormente citado) me parece interesante la resolución final que le dan, para hablar acerca de la creación del hombre. No encontré de que cultura es este mito pero si, que es basado en Génesis


Última edición por Ivette Barcenas Vazquez el Jue Ago 29, 2013 6:46 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mara Coellar



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 20/08/2013

MensajeTema: Mitología Nórdica   Dom Ago 25, 2013 10:11 am

LA CREACIÓN
MITOLOGIA NORDICA

En un principio sólo existía el vacío. No había océano que ocupara su vasto imperio, ni árbol que levantase sus ramas o hundiera sus raíces. Más al norte, donde se encontraba el abismo, se formó una región de nubes y sombras llamadas Niflheim. En el sur se formó la tierra del fuego, Muspellsheim. Los doce ríos de pura agua glacial que trascurrían desde Niflheim hasta encontrarse con los correspondientes de Muspellsheim llevaban amargo veneno y pronto se solidificaron. Cuando las heladas aguas del norte tocaron sus rígidos cuerpos serpentinos, el abismo se llenó de gélida escarcha.
Con el aire cálido que soplaba desde el sur empezó a derretir la escarcha y de las amorfas aguas surgió Ymir, un gigante de escarcha, el primero de todos los seres vivientes.
Del hielo surgió una gran vaca llamada Audumla. E Ymir apagó su sed en uno de los cuatro manantiales de leche que fluían de la criatura. Cada uno de estos seres primarios tuvieron hijos de forma asexual: Ymir a partir de su propio sudor y Audumla lamiendo el hielo. El matrimonio de Bestla, hija de Ymir, con Bor, nieto de Audumla, trajo a los tres dioses, Odín, Vili y Va, quienes muy pronto se volvieron en contra de la raza de los gigantes exterminándolos a todos menos a dos, que escaparon para perpetuar la raza. Al calmarse el caos resultante del desbordamiento, al derretirse el hielo, los tres dioses sacaron el cuerpo inerte de Ymir fuera de las aguas y crearon la tierra, a la que llamaron Midgard, la Princial Morada. De los huesos de Ymir se crearon las montañas y su sangre llenó los océanos. Su cuerpo se convirtóo en tierra y sus cabellos en árboles. Con su calavera los dioses formaron la bóveda de cielo, que atestaron de brillantes chispas de los fuegos de Muspellsheim. Estas chispas son las estrellas y los planetas.
Del suelo brotó Yggdrasilll, el gran fresno, cuyas poderosas ramas separaban los cielos de la tierra y cuyo tronco constituía el eje del universo. Nadie podría narrar su grandeza. Sus raíces se hincan en las profundidades, más allá de las raíces de las montañas y sus perennes hojas atrapan las estrellas fugaces según pasan.
Son tres sus raíces. La primera llega hasta Nifheim, tierra de sombras o infierno y toca la fuente Hvergelmir de donde mana los doce ríos de la región del Norte. La segunda entra en la tierra de los gigantes helados y bebe de la fuente de Mimir, fuente de toda sabiduría. La tercera se extiende por lo cielos donde discurre la fuente de Urd, el más sabio de los Nornos.
Muchas fuerzas atacan al sagrado fresno. Cuatro ciervos mordisquean los nuevos brotes antes de que reverdezcan. El corcel de Odín, Sleipnir, pace en su follaje. La cabra Heidrun se alimenta de sus hojas. Pero lo peor de todo es la serpiente Nidhogg, un enorme monstruo que roe incesantemente sus raíces. Solamente el amor de los Nornos lo mantiene en buen estado. Día a día cogen agua de la fuente de Urd y la vierten en Yggdrasill para mantenerlo floreciente.
De los gusanos del cuerpo pútrido de Ymir, los dioses crearon la raza de los enanos, destinados a morar en las profundidades de la tierra durante toda la eternidad. Como todos ellos han sido creados, no pueden procrear. Cuando muere un enano, princesas enanas, creadas para este fin modelan un nuevo enano con piedras y tierra.
El hombre y la mujer fueron creados a partir de los troncos de dos árboles inertes. Odín les infundió la vida. El dios Hoenir les dotó de alma y capacidad de juicio. Lodur les dio calor y belleza. El hombre fue llamado Ask (de Ash, ceniza) y la mujer Embla (parra), y de ellos desciende la raza humana.


Este mito me gustó sobre todo porque a través de él pude apreciar lo que para la cultura nórdica era importante, las razones por las cuales vivían, sus creencias, pero también como era la forma en que ellos veían su entorno.  Para ellos debió haber sido muy diferente la concepción de la vida, sobre todo porque en la región en que habitaban prácticamente la mitad del año hacía frío, nevaba y los días eran muy cortos; mientras que en la otra mitad los días casi no tenían horas oscuras. Justo con eso empieza su mito: hablando de la oscuridad, del frío y de las sombras, además, claro, del gran vació, que ellos tal vez relacionaban con la falta de vida que se producía en los meses interminables de invierno.
Y entonces es cuando surge el universo para ellos; cuando comienza la primavera, todo despierta a la vida. Me gusta porque lo siento honesto, menciona lo que ellos consideran las bases sobre las que todo se rige y sobre las que todo se construyó; por ejemplo cuando menciona el peligro incesante en el que vive  Yggdrasilll, el fresno cuyo tronco es el eje del universo, ya que siempre se ve atacado y solo sobrevive por los cuidados amorosos y que nunca terminan de los Nornos; supongo que ellos también pensaban que para que algo viviera bien había que cuidarlo, y justo por eso forma una parte tan importante de su mitología.
Es interesante observar cómo toda una cultura se comienza a explicar la vida a través de historias, y cómo estas historias, en cuanto se relacionan con su entorno, cobran cada vez más sentido.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rubi Morfin



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 22/08/2013

MensajeTema: Mitologia Egipcia   Dom Ago 25, 2013 10:51 am

La creación


En un principio solo existía un océano infinito. Nun, contenía todos los elementos del Universo. No existían ni el Cielo ni la Tierra, y los hombres aún no habían nacido. No había vida ni muerte. El espíritu del mundo se hallaba disperso en el caos, hasta que tomando conciencia se llamó a sí mismo; así nació el dios Ra.Ra estaba solo; creó de su aliento al aire, Shu, y de su saliva a la humedad, Tefnut, y los mandó a vivir al otro lado de Nun.Después hizo emerger una isla donde poder descansar; la llamó Egipto. Y como surgíó de las aguas, viviría gracias al agua; así nació el Nilo.Ra fue creando a las plantas y los animales a partir de Nun. Entretanto, Shu y Tefnut tuvieron dos hijos, a los que llamaron Geb (Tierra) y Nut (Cielo). Geb y Nut se casaron; así, el cielo yacía sobre la tierra. Shu, celoso, los maldijo y los separó sosteniendo al cielo sobre su cabeza, y sujetando a la tierra con sus pies; aún así, no pudo evitar que Nut tuviera hijas, las estrellas.Ra había enviado a uno de sus ojos a buscar a Shu y Tefnut. Pero cuando regresó, otro ojo había ocupado su lugar. El primer ojo comenzó a llorar, hasta que Ra lo colocó en su frente, creando así al Sol.De las lágrimas del primer ojo nacieron los hombres y las mujeres, que habitaron en Egipto.Y todas las mañanas, Ra recorría el cielo en una barca que flotaba sobre Nun, transportando así al Sol. Cada noche, Nut se lo tragaba, y Ra continuaba su viaje por el Infierno; si lo atravesaba, volvía a nacer de Nut, dando origen a un nuevo día.

Este texto me llamo la atención, principalmente por el modo en el que explica la creación del día y la noche hecho por el cual sucedió por celos entre los dioses, también por la manera en la que los habitantes surgieron de las lágrimas, jamás había escuchado un acontecimiento que explicara de esa forma la creación del hombre en la tierra. Creo que es interesante saber sobre diferentes mitos cosmogónicos de las culturas, por que conoces más sobre sus creencias y su cultura, así como también respetando y teniendo una mentalidad más abierta, puedes disfrutas más este tipo de textos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Claudia Nuñez



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 24/08/2013

MensajeTema: Mito de los Pelasgos   Dom Ago 25, 2013 1:19 pm

Los pelasgos eran el pueblo primitivo que habitaba lo que hoy en día es Grecia. Éstos tenían una postura matriarcal basada en la concepción primigenia de una Diosa Madre. Su mito de la creación afirmaba que en un principio Eurínome, la diosa de todas las cosas, surgió del Caos pero no encontró nada sólido en donde apoyar los pies y a causa de ello, separó el mar del firmamento y danzó solitaria entre sus olas en dirección sur. Entonces apareció el viento Bóreas, que junto con la Diosa Madre dieron origen a la enorme serpiente Ofión. Más tarde, la Diosa Madre quedó en cinta de Ofión, tras lo cual ésta se transformó en paloma y a su debido tiempo puso el huevo universal. La serpiente Ofión se enroscó siete veces alrededor del huevo hasta que empolló y lo abrió. De él salieron todos los seres y elementos del Cosmos.

Eurínome y Ofión fijaron su morada en el Monte Olimpo. Cuando Ofión irritó a su compañera adjudicándose el título de autor del universo, ésta le pegó tan tremendo puntapié que le arrancó los dientes y los arrojó a la tierra al pie del Olimpo. Seguidamente la diosa creó siete potencias planetarias y colocó una Titánide y un Titán en cada una: Tía e Hiperión para el sol, Febe y Atlante para la luna, Dione y Crío para el planeta Marte, Metis y Geos para Mercurio, Temis y Eurimedonte para Júpiter, Tetis y Océano para Venus, y Rea y Cronos para Saturno. Guardadores todos de la sucesión del tiempo. Sin embargo en esta armoniosa creación faltaba el hombre, y entonces apareció Pelasgo, brotó de los dientes de Ofión enterrados en el abismo de Arcadia.

Dioses y hombres se hallaban sometidos a las diosas y mujeres, y todos le rendían culto a la gran Diosa Madre.


Elegí este mito porque es interesante que en las raíces de la extensa mitología griega, en la que existen relatos sobre la existencia de varias deidades, haya mitos de pueblos tan antiguos como éste que consideraban a Eurínome como la única diosa creadora quien mantenía una postura superior a los varones y personaje masculinos al igual que otras mujeres.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene Martínez



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 23/08/2013

MensajeTema: La creación según los egipcios   Dom Ago 25, 2013 3:09 pm

MITOLOGÍA EGIPCIA

De acuerdo con el relato egipcio de la creación, al principio sólo existía el océano. Entonces Ra, el sol, surgió de un huevo (una flor, en algunas versiones) que apareció sobre la superficie del agua, que era lo único que existía en ese entonces. Ra dio a luz cuatro niños, los dioses Shu y Geb y las diosas Tefnet y Nut. Shu y Tefnet, que eran hermanos e hijos de Ra, dieron origen a la atmósfera. Ellos fueron ayudados por Geb, que posteriormente se convirtió en la tierra, y elevaron a Nut, su otra hermana , que se convirtió en el cielo. Ra regía todas las cosas.

Geb y Nut después tuvieron dos hijos, Set y Osiris, y dos hijas, Isis y Neftis. Osiris reemplazó a su padre, Ra ,como rey de la tierra, ayudado por Isis, su esposa y hermana. Set, sin embargo, odiaba a su hermano, Osiris, al cual posteriormente la quita la vida. Isis entonces embalsamó el cuerpo de su esposo, Osiris, con la ayuda del dios Anubis, que se convirtió así en el dios del embalsamamiento. Los poderosos hechizos de Isis resucitaron a Osiris, su hermano y esposo , quien llegó a ser rey del mundo inferior, la tierra de los muertos. Horus, hijo de Osiris e Isis, derrotó posteriormente a Set, el cual le había quitado la vida a su padre , Osiris , en una gran batalla convirtiéndose en él rey de la tierra.


¿Por qué me gustó?
Leyendo varias miologías encontré la de los egipcios y ya que la cultura egipcia me gusta decidí poner esta y como pude observar tienen una mentalidad arcaica. La mentalidad arcaica es la forma mas primitiva del hombre para explicarse un fenómeno el cual es difícil de comprender para él, por lo tanto aquí tenemos una claro ejemplo de mentalidad arcaica ya que el hombre egipcio trata de entender el origen de algunos elementos como : la tierra , el sol , el cielo , etc .

En esos tiempos, la ciencia no estaba tan desarrollada como ahora y no había posibilidad de explicar científicamente estos fenómenos , así que el hombre debe intentar descifrar este misterio por si solo , y lo hace por medio de su imaginación , formando una creencia colectiva , de este modo el pueblo egipcio ya tiene una explicación para la creación del mundo, la cual me pareció bastante interesante.

Pero este pensamiento pertenecía solo a los egipcios ya que culturas distintas podrían tener otra explicación para este mismo fenómeno debido a sus distintas creencias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rafael Laja



Mensajes: 3
Fecha de inscripción: 23/08/2013

MensajeTema: Mito de la creacion   Dom Ago 25, 2013 4:11 pm

Quetzalcoatl y el Mito de la Creación




Ometecuhtli y Omecihuatl, el Señor y la Señora de la Dualidad en la religión azteca, tuvieron cuatro hijos. Cuatro encarnaciones del Sol.

A ellos les encomendaron la tarea de crear el mundo, de dar vida a los otros dioses y finalmente a la raza humana que los adoraría.

Cada hermano representaba un orden, un tiempo, un espacio, un punto cardinal y un color. El rojo se llamó Xipe Totec. El negro, Tezcatlipoca. El azul, Huitzilopochtli. Y el blanco, Quetzalcóatl.

Quetzalcóatl, a quien los hombres también llamaron “gemelo precioso”, fue el dios civilizador y de los sortilegios. Inventor de las artes, de la orfebrería y del tejido era, por su enorme sabiduría, de piel y barba blancas. También fue llamado “Señor de todo lo que es doble”. A diferencia de su hermano azul, Huitzilopochtli, que era un dios guerrero y reclamaba continuamente derramamientos de sangre, o del negro Tezcatlipoca, que era amo y señor de la noche, Quetzalcóatl no deseaba sacrificios humanos en su honor. Su reino era el claro atardecer.

Cuando los hermanos comenzaron su tarea, cuatro mundos, cuatro soles y cuatro humanidades fueron sucesivamente creadas y destruidas.
La primera humanidad fue devorada por tigres. La segunda, convertida en monos. La tercera, transformada en pájaros. La cuarta, convertida en peces.
Quetzalcóatl, acompañado de una de sus encarnaciones gemelas llamada Xolotl, descendió a los infiernos, de donde alcanzó a robar una astilla de hueso de una de las humanidades anteriores para crear la nuestra, rociándola con su propia sangre. El Señor de la Morada de los Muertos no pudo detenerlo, ni aun arrojando a su paso bandadas de codornices. Los demonios nunca dejaron de intentar engañarlo para que ordenara sacrificios humanos y justificara las “guerras floridas” que reclamaba su hermano Huitzilopochtli. Pero el amor de Quetzalcóatl por los hombres no le permitió sacrificar en su nombre más que animales, culebras, pavos o mariposas, todos ellos consagrados al Sol.
En su encarnación como Nanahuatzin, un dios tan pobre que sólo podía ofrendarse a sí mismo, se arrojó sin dudar al fuego sagrado. Por ello fue designado para alumbrar el día, mientras que su competidor, generoso en ofrendas pero temeroso de las llamas, sólo alcanzó el rango de Luna. Por su cobardía, otro dios le tiró a la cara un conejo. Quien quiera verlo, sólo tiene que esperar que salga la Luna y contemplar su rostro, marcado para siempre.


Very Happy Este texto es realmente llamativo y mas por que se deriva de nuestra cultura y de nuestros antepasados. Este mito es muy interesante por que habla de la bondad y amor de Quetzalcoatl por los hombres, y como muestra una historia mágica e interesante que te lleva a crear un mundo de imaginación inmprecindible para la humanidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hanya Beliá



Mensajes: 2
Fecha de inscripción: 20/08/2013

MensajeTema: Mito Guamí| Panamá |Origen del mundo y del hombre   Dom Ago 25, 2013 4:37 pm

Ngöbö, el dios padre, es el creador de todo lo que existe. Es atemporal y no se le conoce su origen ni su parentesco con otros seres.
Al inicio de los tiempos, el mundo que había era de piedra y a partir de la piedra, en cuatro días, Ngöbö creó todos los elementos de la naturaleza, todo lo necesario para que la vida humana fuera posible. Por último creó al ser humano.
Primero sólo había piedra. Luego Ngöbö creó el agua y con esta cubrió todas las piedras. Quiso crear al hombre, pero vio que aún no estaban dadas las condiciones para su existencia. Entonces creó el barro, el lodo, pero vio que ahí tampoco podían nacer sus semillas, las personas. Entonces decidió crear el mundo como una gran casa de cañas con techo de palma, o como una gran totuma, según otras versiones. El mundo, entonces, tiene la forma de una gran casa, cuyo techo es sostenido por Uli Kran.
En la construcción de esta casa participaron cuatro personajes: el dueño del mapache, el dueño de la libélula, el dueño de las gallinas y el dueño de los pájaros carpinteros. Este último fue fundamental: él terminó de construir la casa, porque los demás no quisieron hacerlo.
Una vez creada la gran casa que constituye el mundo, Ngöbö creó al hombre, a partir de cuatro diferentes clases de maíz: el blanco, con el que se creó a la gente blanca; el negro con el que crearon los negros; el morado, con el que crearon a los indígenas y el amarillo, del que se crearon los extranjeros. Estas semillas de maíz las había dejado Ngöbö en la tierra, bajo el cuidado de Tibi Tolero, el dueño de los cornezuelos.
Inicialmente, todos los elementos del entorno tenían características humanas: hablaban y sentían. Luego estas facultades quedaron sólo para los humanos. Los animales querían seguir viviendo entre las sociedades humanas, ser parte de ellas. Con el tiempo la gente se fue separando de los animales y contó con la prohibición de Ngöbö de vivir juntos, de establecer parejas mixtas y de procrearse. No contentos con esta decisión de Ngöbö, los animales intentaban atraer a las personas, engañándolas de diferentes formas, principalmente tomando figura humana.
Una vez que el proceso de creación de la tierra se había completado y la población aumentó, comenzaron a darse muchos conflictos entre las personas, muchas peleas. Ngöbö hizo varias advertencias a los humanos, pero estos no obedecieron. Entonces mandó un espíritu maligno, Ngiba Kogi para que recogiera todo lo que había para comer. A partir de este hecho se sucedieron una serie de cataclismos: una gran hambruna, un largo eclipse que oscureció el mundo y finalmente un diluvio que ocurrió porque Ngiba Kogi rompió la cumbrera de la casa y se metió la lluvia.
Estos fenómenos destruyeron la mayor parte del mundo creado y causaron la muerte de toda la población que había.
Pero Ngiba Kogi había guardado una semilla de maíz de dos granos. Se la quitaron y la sembraron y nuevamente hicieron la gran casa, el mundo. La semilla germinó y creció, con lo que reapareció la humanidad.
Pero de nuevo hubo conflictos entre las personas, por lo que Ngöbö, después de haber advertido en vano, mandó una prolongada sequía. Murió mucha gente y la humanidad estuvo a punto de desaparecer. Entonces la golondrina fue a buscar la lluvia y la trajo, evitando así la extinción de los pocos humanos que habían quedado.
Esta vez, Ngöbö encargó a Murie Däguien, 'El Dueño del Viento', que vigilara a sus semillas, a los humanos. Para entonces, éstos coexistían con seres muy grandes, con poderes especiales, a los que Murie Däguien se llevó para Kä Nägue, “La Ciudad de los Espíritus”. El clima se normalizó y esto permitió el desarrollo de una nueva humanidad, la actual.


COMENTARIO:
En este mito se presenta al hombre como semilla de diversos maíces, y el hecho de poder plantar estas semillas y hacer nacer al hombre el deseo último de Ngöbö el creador, por lo que se narra cómo fue dando las condiciones propicias para que este pudiera germinar, crecer.

Así se explica que la tierra al principio era de pura roca, dura, fría e infertil y que entonces se le agregó agua, y se creó el barro, todo con el afán de que los humanos pudieran florecer.

Fue hasta que el mundo morfó en una casa donde para su elaboración se necesitó de la colaboración de deidades dueñas de distintas especies como la gallina y el pájaro carpintero que se emplearon en la construcción, en la que los hombres por fin pudieran vivir. Este es un hecho particular en este mito comsogónico, ya que en otros mitos mesoamericanos que previamente había leído no existía el concepto del mundo en forma de casa.

Otra particularidad del relato es el hecho de que en el comienzo todos los seres en la faz de la tierra tenían cualidades humanas, todos hablaban, sentían, pensaban y tenían toda libertad de relacionarse con los humanos. Al creador no le pareció esto y comenzó a poner orden. Esta es un comportamiento que se puede observar en varios mitos de diversas culturas, como la tierra y sus habitantes van del libertinaje y el caos hacia el orden que va imponiendo el creador. Cuando quienes habiten en la tierra no obedezcan se les aplicará algún castigo.

Es por eso que en el relato se menciona la destrucción total de la especie humana y de la tierra, su completa extinción y erradicación del universo, como castigo a no seguir las indicaciones de Ngöbö.
el hombre constituye el deseo último de Ngöbö, ser en aparecer sobre la tierra, después de los animales y los seres omnipotentes.

Me gustó porque es un mestizaje de conceptos, reúne aspectos de diferentes culturas, lo que hace que se comprenda y enriquezca el campo ideológico. Se puede apreciar un contenido secuencial, cronológico y verosímil tras la primera leída.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

PENSAMIENTO MÍTICO: MITOS SOBRE EL ORIGEN DEL UNIVERSO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

 Temas similares

-
» Pequeña introducción al universo
» Mitos y Leyendas del Folklore Venezolano
» Pensamiento Paulo Coelho.
» La Sirenita (( Canción )) y El pensamiento Aristotélico.
» Critica al pensamiento filosofico de Thomas Hobbes

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FILOSOFIA CEDARTIANA ::  :: -